Reemplazo de cadera (prótesis de cadera)

La prótesis de cadera, artroplastia de cadera, o sustitución protésica de cadera es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se reemplaza la articulación coxofemoral (la articulación entre la cabeza de fémur y el acetábulo de la pelvis). Esta cirugía está indicada en caso de artrosis avanzada y fractura de cabeza o cuello femoral, cuyo objetivo es recuperar la funcionalidad de la cadera.

¿Por qué se realiza la cirugía?

La principal razón de realizar el reemplazo articular de cadera es aliviar el dolor intenso y recuperar la funcionalidad (volver a caminar).

El médico le indicara la cirugía en los siguientes casos:

  • Dolor intenso en cadera lesionada.
  • Dolor que no mejora con ningún tratamiento realizado.
  • Cambios severos de artrosis avanzada en la radiografía de cadera.

La artroplastia de cadera se realiza por lo general en personas de la tercera edad, pero hay casos en que se coloca en paciente jóvenes, debido a una artrosis precoz de cadera.

Riesgos

  • Sangrado.
  • Coágulos de sangre que viajan por las venas de las piernas a  los pulmones.
  • Problemas respiratorios.
  • Ataque cardíaco, o accidente cerebrovascular durante la cirugía.
  • Infección de herida operatoria o infección profunda de prótesis de cadera.
  • Luxación  de cadera (la prótesis se sale de su lugar)

Descripción del tratamiento

Paciente previamente evaluado con los exámenes de sangre y evaluación médica (riesgo quirúrgico), con paquete globular (unidad de sangre) para transfundir en el perioperatorio.  Acude el día de la operación en ayunas (8 horas sin ingerir líquidos ni alimentos)

Pasa a sala de operaciones, se le coloca anestesia epidural e inicia la cirugía

Se hace una incisión de aproximadamente 12 cm a nivel de la cadera lesionada. Se llega hasta el plano óseo, y realiza cortes  con una sierra oscilante, se prepara el acetábulo y el canal femoral para colocar la prótesis respectivamente, se cierra por planos y cubre con gasas.

Pasa a sala de recuperación y quedara hospitalizado por 48 horas en promedio, administrando antibióticos y analgésicos endovenosos. Seguido de analgésicos y antibióticos por vía oral, antitromboticos. Inicia terapia física en el trascurso de la primera semana, a la tercera semana se retira suturas, y continua con la guía clínica de rehabilitación.

GALERÍA