Lesión esquina postero lateral de la rodilla

Más Casos Clínicos

Lesión Esquina Postero Lateral de la rodilla

La rodilla al lesionarse puede romperse el Ligamento Cruzado Anterior (más frecuente), Ligamento Cruzado Posterior y ligamentos laterales de la rodilla o también llamados como Esquina Postero Lateral, la cual estaría conformado por el ligamento colateral lateral, tendón poplíteo y popliteoperoneo.

Las lesiones de esquina posterolateral de rodilla son infrecuentes pero muy incapacitantes, por tal motivo es necesario un procedimiento definitivo de este tipo de lesiones ya que sin el tratamiento correcto de inicio, los pacientes suelen presentar inestabilidad crónica y lesiones condrales severas.  Por esta razón, se han desarrollado múltiples técnicas quirúrgicas para el tratamiento de las lesiones de la esquina posterolateral de la rodilla, intentado corregir la inestabilidad, la traslación posterior, la apertura en varo y la rotación lateral tibial.

La lesión de la esquina postero lateral es infrecuente que se presente aislada, se ha demostrado que puede estar presente en lesiones asociadas a rotura de Ligamento Cruzado Anterior en un 43 % y 80% en lesiones del Ligamento Cruzado Posterior. Y también asociado a fracturas  de meseta tibial  hasta un 68 %.

Anatomía

Para mantener la estabilidad en la esquina posterolateral de la rodilla se requiere de un sistema complejo conformado por músculos, ligamentos y tendones entre los cuales se encuentran el músculo poplíteo, el tendón del bíceps femoral y el músculo gastrocnemio lateral; los cuales son estabilizadores dinámicos. El ligamento colateral lateral (LCL), el ligamento tibiofi bular (LTF), el ligamento arcuato (LA), el ligamento popliteofi bular (LPF) y la cápsula posterolateral son estabilizadores estáticos. Estas estructuras tienen un rol importante en la estabilización posterolateral de la rodilla evitando la traslación posterior, la angulación en varo y la rotación lateral excesiva

En que consiste reconstrucción de Esquina Postero Lateral

Sería la reconstrucción por medio de uso de tendones del propio paciente (isquiotibiales)  o tendones cadavéricos (aloinjertos) que se colocara en la cara lateral de la rodilla con la fijación con tornillos especiales y recuperación lenta y prolongada

Como será mi cirugía

Antes de su Cirugía

En su evaluación previa su médico le entrego las ordenes de análisis de sangre que debe tomarse en ayunas. Seguido de evaluación por el cardiólogo, si es mayor de 70 años se pedirá evaluación por el neumólogo. A toda esta evaluación se le conoce como exámenes pre quirúrgicos.

El día de su Cirugía

Usted debe llegar una hora antes de su turno quirúrgico programado, con todos sus exámenes pre quirúrgicos, se los entregara al personal de enfermería, y firmara su autorización de operación.
Deberá estar en ayunas ( 8 horas sin haber ingerido alimentos ni bebidas), recomendamos traer ropa ligera y cómoda.

Su Cirugía

Una vez en sala de operaciones, el anestesiólogo lo evaluará, le colocará anestesia regional tipo epidural, se anestesiará los miembros inferiores. Se procederá a realizar una incisión de 10 cm a nivel lateral de la rodilla hasta ubicar los planos anatómicos lesionados, a continuación se procederá a realizar perforaciones en la cabeza del peroné y en cara lateral de cóndilo femoral. Los tendones a utilizar para reconstruir la esquina posterolateral pueden ser del mismo paciente, tomándolos por una pequeña incisión en la rodilla opuesta, o comprar injerto cadavérico (aloinjerto). Con el injerto ya preparado se pasará a través del peroné y se fijará en el cóndilo femoral usando dos tornillos bioabsorbibles para fijarlos. Comprobando la estabilidad, se pasará a suturar planos abiertos. Se cubrirá con gasas y vendaje elástico, acto seguido Ud. Pasará a sala de recuperación en donde permanecerá hasta que se pase el efecto de la anestesia.

Después de su cirugía

Una vez terminada la cirugía de su rodilla, se colocará bolsa con hielo por espacio de 20 minutos y lo repetirá cada 4 o 6 horas dependiendo de la evolución, Se recomienda guardar reposo absoluto el primer día, al día siguiente podrá movilizarse usando muletas. Se le indicará analgésicos para manejo del dolor, será reevaluado por su médico tratante; entre la segunda y tercera semana se retirará los puntos. Y seguirá con el cuidado respectivo por dos meses con muletas y continuara con medicina física y rehabilitación por dos meses mas.

Complicaciones

  • Disfunción del nervio peroneo en 12 – 17 %
  • Lesión del nervio peroné que podría ser irreversible
  • Fractura del peroné
  • Laxitud residual, artrofibrosis, dolor de rodilla persistente, artropatía degenerativa , osificación heterotópica y distrofia simpático refleja.