Ruptura del Manguito Rotador

Ruptura del manguito rotador – lesión del manguito rotador – tendinopatia del manguito rotador o síndrome del manguito rotador son sinónimos que indican una misma lesión.

Estos músculos forman parte de la capsula articular, cubren la cabeza del humero y funcionan generando la movilidad del hombro y proporcionando la estabilidad de la cabeza humeral contra la glenoides (estabilidad glenohumeral).

Las rupturas completas son raras en los pacientes menores de 40 años, pero están presentes en el 25% de las personas mayores de 60 años. La mayoría de los pacientes adultos mayores, con desgarros del manguito rotador se encuentran asintomáticos o solo presenta síntomas intermitentes leves y con poca alteración de su función.

Causas

Algunos desgarros del manguito rotador pueden ser resultado de lesión aguda o traumática, la mayoría, son el resultado de enfermedad degenerativa del manguito rotador asociada a pinzamiento subacromial. Por lo general, los desgarros se originan en el tendón del supraespinoso y pueden progresar hacia atrás (infraespinoso) y/o hacia delante (subescapular).

Cuadro Clínico

Presentan dolor permanente que ha aumentado de intensidad, o recidivante de varios meses de evolución que se acompaña de restricción de la movilidad y en muchos casos antecedente de evento que inicio o desencadeno el inicio del dolor p.e.j: caída en el baño, gradas o en la casa. Además refieren aumento de dolor en la noche y dificultad para dormir acostados o sobre el lado afectado. La presencia de debilidad, seudobloqueo y resalto o crujido con dolor son síntomas comunes que manifiestan los paciente al intentar levantar la mano por encima de la cabeza.
Dolor en la parte de afuera del hombro que en ocasiones va hasta el codo.
Perdida de la fuerza.
Perdida de la movilidad.
Dolor nocturno e imposibilidad para realizar actividad deportiva.

Diagnóstico

Historia clínica, con amplio interrogatorio que permita identificar indicios de la gravedad de la ruptura y la extensión.

Radiografías y Ecografía: son exámenes de rutina.

Resonancia nuclear magnética: Es el estudio de elección. Permite una evaluación completa de cada uno de los tendones del manguito rotador, como también la detección de patologías intraarticulares o extraarticulares concomitantes.

Artrorresonancia: en casos de lesiones tan finas que no sean identificadas por la rnm.

Tratamiento

Para determinar el tratamiento de elección en cada caso, es muy importante determinar el tipo, la severidad y el pronóstico de la ruptura del manguito rotador.

El tratamiento artroscópico, permite una revisión completa del hombro en su parte articular y extra articular, pudiéndose diagnosticar y tratar patologías concomitantes, como lesiones del tendón del bíceps, del labrum superior o anterior, artrosis glenohumeral en sus fases iniciales, y capsulitis adhesiva primarias o secundarias.

Mediante la artroscopia se puede reparar o suturar el manguito rotador con suturas o anclajes según el caso, y tiene como ventajas el uso de incisiones mínimas y menor dolor en el postoperatorio.

En el postoperatorio inmediato es muy importante el manejo con analgésicos, terapia o paquete frío y el pronto inicio de terapia física, que permitan conservar o restaurar el arco de movilidad articular, evitando la formación de adherencias que retardarían una buena evolución.

GALERÍA